lunes, 30 de enero de 2012

Dijimos siempre.

Yo te quería dar las gracias, por estar ahí siempre, por ayudarme, por aconsejarme, por ayudarme a distinguir entre lo bueno y lo malo, por hacerme reír tantísimas veces con tus tonterías, por ser tú en general, tambien te quería pedir perdón, porque no se como me puedes aguantar día a día, pero sin embargo estas ahí siempre, lo siento por las veces que me he enfadado contigo, era tiempo pérdido, que no podía pasarlo contigo y tus risas, he tenido suerte de tener una amiga tan especial como tú, mucha suerte, porque una persona así no se encuentra todos los días, porque te lo debo todo, esta sonrisa que ahora se dibuja en mi boca, levantarme todos los días con esperanzas, ser feliz, porque tu eres una de las pocas personas que con un par de tonterías me haces reir, aunque por dentro este destrozada, me has correjido muchos errores,  y hoy, ahora, te quería dar las gracias por soportarme, porque eres la mejor amiga del mundo, no puedo pedir nada más, te quiero hermana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario